Tres miembros del Ejército fueron enviados a la Cárcel por masacre en Chigorodó.

Al parecer, los militares habrían prestado su colaboración a un grupo de 14 palamilitares que según la investigación, el 12 de agosto de 1995 llegaron armados al establecimiento “El Aracatazo”, discoteca de Chigorodó preguntando por una supuesta caleta.

En ese momento, los sujetos asesinaron 18 personas e hirieron otras 10. Hechos que según los investigadores, los integrantes del grupo ilegal habrían contado con el apoyo de algunos uniformados del Ejército Nacional.

Los militares que fueron cobijados bajo medida de aseguramiento son el capitán José Bermudez, el Subteniente Nofar Fabián Motta y el cabo Jhon Moncada como presuntos responsables de  los delitos de homicidio en persona protegida y porte ilegal de armas.

 

 

Tomado de. wradio.com