Migrantes, una travesía de dolor y felicidad

 

El paso del tiempo para algunos es normal, pero cuando el tiempo pasa en medio de la angustia, del hambre, de la violencia y de tantos factores que obligan a muchos buscar consuelo, paz y algo de humanidad, es donde empieza la travesía.

En  Turbo ya se volvió constante el paso de estos viajeros “cubanos, africanos y asiáticos” por lo general, que dejan lo mínimo en busca de un poco,  un poco de vida, un poco de paz.

Esta vez fueron rescatados por la Armada Nacional de Colombia un grupo de  53 migrantes de las aguas del mar caribe entre ellos 6 mujeres y 4 niños que  navegaban en dos motonaves conducidas por 4 sujetos quienes al percatarse de la presencia de la autoridad se lanzaron al mar, se logra capturar a 2 de ellos quienes  fueron  puestos a disposición de las autoridades competentes, los migrantes fueron llevados a las instalaciones de Guarda Costas donde recibieron alimentos y fueron valorados por médicos para luego quedar bajo disposición de Migración Colombia.

Ser devueltos a sus países de origen es más temeroso para algunos de ellos que la propia travesía en el mar o por la espesa selva por donde a veces son conducidos buscando llegar  a través de Panamá a los Estados Unidos a  comenzar una mejor vida y cumplir sus sueños.

En sus rostros se refleja el dolor de lo que se avecina ser deportados, pero a ello se suma la felicidad de estar vivos y pensar que lo intentaran una vez más.

En lo corrido de este año la Armada Nacional ha logrado rescatar 306 migrantes que transitaban de manera irregular por el Golfo de Urabá como paso obligado en su viaje hacia Norteamérica.

La Armada Nacional expresa que continua  desarrollando operaciones en su jurisdicción a fin de salvaguardar la vida humana en el mar, los ríos y contrarrestar la comisión de delitos transnacionales como el tráfico de personas.